Última Hora

Un tribunal francés condenó a la exministra de Sanidad y Deportes de Francia Roselyne Bachelot a pagar 12.000 euros al tenista español Rafael Nadal por haberle acusado de dopaje en un programa de televisión.

El tribunal correccional de París declaró a Bachelot culpable de difamación y la condenó a pagar al actual número uno mundial 10.000 euros por "perjuicio moral" y 2.000 para pagar sus gastos en abogados. A esto se suma una multa de 500 euros, pero el juez dejó esta pena en suspenso.

Nadal pedía 100.000 euros en concepto de daños y perjuicios pero para el tribunal este monto no se justificaba ya que el español "no ha demostrado haber sufrido un prejuicio (...) en su actividad de tenista o en sus relaciones con sus patrocinadores".

La exministra, que afirmó tras el fallo que "no lamenta en lo absoluto sus palabras", no apelará la decisión pero, a través de su abogado, se mostró satisfecha de que "los jueces hayan estimado que el pedido de Nadal era desproporcionado".

Los hechos se remontan a marzo de 2016 cuando en un programa de televisión, la exministra que se convirtió en tertuliana, acusó a Nadal de haber fingido una lesión para ocultar un positivo por dopaje durante los meses que pasó apartado de las pistas en 2012.

"Todo el mundo sabe que la famosa lesión de Rafael Nadal, cuando paró durante siete meses, se debe ciertamente a un control positivo" dijo la ex ministra de Sanidad y Deportes de 2007 a 2010.

Las acusaciones de dopaje "empiezan a cansarme" dijo entonces el tenista, antes de presentar una demanda por difamación en su contra.

El mallorquín, que ha ganado 10 veces Roland Garros, pidió a la Federación Internacional de Tenis que publicara sus controles antidopaje. Ésta respondió que los podía publicar él mismo, tras precisar que nunca había dado positivo.

Ni el jugador ni la exministra estuvieron presentes en el juicio, que se celebró el 13 octubre.

La palabra de Bachelot "pesa mucho debido a su antiguo cargo", alegó el abogado de Nadal, Patrick Maisonneuve, estimando que esta declaración podría haber tenido "consecuencias importantes" sobre todo en lo que se refiere a los "patrocinadores" de su representado.

El abogado comunicó al tribunal el historial médico de Nadal, que según él establece que el jugador sufrió un problema muy serio en el tendón de la rodilla izquierda.

En su defensa, el abogado de Bachelot, Olivier Chappuis, se centró en atacar a la Federación Internacional, explicando que su programa antidopaje "siempre fue de un laxismo increíble" a causa de la cultura de ocultación de los controles positivos".