Última Hora

Novak Djokovic, aterrizado en Roma para disputar el Masters 1000 de la capital italiana, señaló este lunes que desea volver a la cancha cuanto antes y pasar página tras su sonada descalificación del US Open por haber golpeado con una bola a una jueza de línea.

"Está bien tener un torneo que llega en una semana, diez días después de lo que sucedió. Antes vuelvo a la competición, antes superaré este recuerdo", señaló el número 1 mundial en una conferencia de prensa en el Foro Italico, donde este lunes comenzó el torneo.

El serbio, que debutará en Roma probablemente el miércoles ya que no juega la primera ronda como cabeza de serie, se refirió a su eliminación en octavos del grande estadounidense.

"Fue totalmente inesperado e involuntario. Pero cuando golpeas una bola como yo la golpeé, tienes una opción de golpear a alguien en la pista. Las reglas son claras, lo acepto. Debo avanzar y pasar a otra cosa", señaló Djokovic, que por esta acción perdió ante Pablo Carreño, su primera derrota en 2020.

El número 1 recordó que ha trabajado mucho para "controlar las emociones", pero no quiso comprometerse para el futuro: "No puedo garantizar o prometer que no me pasará más en la vida, evidentemente haré todo lo posible porque no pase, pero todo es posible en la vida".

"No lo olvidaré nunca. Estará siempre ahí. Pero lo debo digerir, aceptar la lección y ser más listo y rico en términos de experiencia", añadió.

Finalmente acabó con una broma sobre sus intenciones de esta semana en la tierra batida romana: "Golpear la bola, pero esta vez seguro que durante el punto".