Última Hora

Tenis

Cabal-Farah ganan el US Open en dobles y dan a Colombia su segundo Grand Slam

Cabal-Farah venían de ganar hace menos de dos meses el dobles de Wimbledon y con este US Open se convirtieron en la primera dupla sudamericana en conseguir dos grandes títulos seguidos

AFP Agencia 6/9/2019 10:26

En menos de dos meses, dos Grand Slam: los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah se coronaron este viernes campeones en dobles masculino del US Open, acompañados por cientos de sus compatriotas con banderas y camisetas de la selección cafetera.

"¡Colombia champion!" (Colombia campeón), gritó alguien en la tribuna justo antes del primer saque de Farah: era el preludio de lo que ocurriría una hora y media después, cuando la pareja, cabeza del ranking mundial, hacía una vuelta olímpica por la cancha central Arthur Ashe cargando el trofeo y el tricolor nacional, y acompañados del pequeño Jacobo, el hijo de Cabal.

Cabal-Farah venían de ganar hace menos de dos meses el dobles de Wimbledon y con este US Open se convirtieron en la primera dupla sudamericana en conseguir dos grandes títulos seguidos.

Los colombianos superaron en sets corridos con parciales de 6-4, 7-5 a la dupla conformada por el español Marcel Granollers y el argentino Horacio Zeballos.

"Ha sido irreal, me pregunto si es un sueño, dos Slams seguidos, es un verdadero sueño", dijo Farah. "Si me decías hace tres meses que esto iba a pasar no te creía", indicó después Cabal en la rueda de prensa.

Además de ganar Wimbledon, ante los franceses Nicolas Mahut y Edouard Roger-Vasselin, sumaron además este año los torneos de Barcelona y Eastbourne, además del Masters 1000 de Roma. Fueron finalistas en Sídney y el Masters de Cincinnati.

El año pasado perdieron en la semifinal ante los después campeones Mike Bryan y Jack Sock, que también conquistaron Wimbledon entonces.

Tocaba repetir la hazaña, en un partido que por momentos se complicó, principalmente al desperdiciar 10 chances de quiebre y concretar solo tres, claves para ganar el partido.

Granollers y Zeballos, octavo sembrados, habían llegado invictos a la final con 10-0 como equipo.

El US Open era su segundo torneo juntos, luego que ganaran el abierto de Montreal.

Granollers suma una tercera derrota en finales de Grand Slam tras caer en el Roland Garros y US Open de 2014 junto a su compatriota Marc López, mientras que Zeballos luchaba por el título por primera vez.

"El primer día que entramos en la cancha en Montreal no nos imaginábamos que estaríamos jugando la final del US Open", expresó Granollers, mientras Zeballos dijo que sus rivales colombianos "están haciendo las cosas muy bien" dentro de un circuito que en general es "muy duro".

"Todo es muy fino y pasa por una cuestión de dos o tres puntos, hay un poco de suerte y hoy no la tuvimos", dijo.

- "Sueño de pela'o" -

La fanaticada colombiana llenó la parte baja de la Ashe, vistiendo camisetas y ondeando banderas y pancartas, que usaron para la selección de fútbol, que no ha dado tantas alegrías como esta dupla.

"Colombia, muchísimas gracias por hacer esto impresionante", expresó Farah al final en agradecimiento a la fiel hinchada.

Mauricio Nieves, maestro de educación especial, residenciado desde hace nueve años en Nueva York, era una de ellos. Sigue el tenis desde antes de mudarse, desde los tiempos de Fabiola Zuluaga.

Cada punto lo celebraba con un "yeaaaaaah" en inglés, mientras explicaba a su amigo Mario Charris, no muy ducho en este deporte, lo que ocurría en la pista.

"Nunca pensé que un colombiano llegaría hasta aquí, es impresionante", dijo a la AFP Nieves, que vio la final de Wimbledon por televisión. "Esto es un sueño de pela'o", siguió este hombre, que cuando puede trabaja como actor y comenta que fue extra en la nueva versión de "West Side Story" de Steven Spielberg.

Farah es hijo de inmigrantes libaneses que nació por azar en Montreal, Canadá, mientras su compañero es oriundo de Cali, tercera ciudad de Colombia, donde ambos se hicieron amigos desde que tenía cinco años y crecieron y entrenaron juntos toda su vida. Se consideran "hermanos de otra madre".

Aunque jugaron juntos desde temprana edad, solo fue en 2011 cuando decidieron sacrificar sus carreras individuales y comenzar su andadura en dobles.

Dedicaron el título al empresario Roberto Cocheteux, fallecido el 20 de agosto, uno de los pioneros y patrocinadores del tenis colombiano.

"No hay mejor forma de agradecer que ganando un torneo", expresó Farah.