Última Hora

Tenis

Ashleigh Barty se convertirá en nueva N.1 del mundo tras su título en Birmingham

La última ganadora de Roland-Garros destronará el lunes a sus 23 años a la japonesa Naomi Osaka al frente de la clasificación WTA

AFP Agencia 23/6/2019 04:51

La australiana Ashleigh Barty se convertirá en la próxima número 1 del tenis femenino después de su título este domingo sobre la hierba del Torneo de Birmingham, en Inglaterra, donde derrotó en la final a la alemana Julia Görges, 6-3, 7-5.

La última ganadora de Roland-Garros destronará el lunes a sus 23 años a la japonesa Naomi Osaka al frente de la clasificación WTA, y llegará con la moral por las nubes a Wimbledon (1-14 julio).

Barty es sólo la segunda australiana de la historia en alcanzar la cumbre de la jerarquía mundial después de Yvonne Goolagong-Cawley en 1976.

La victoria indiscutida ante Julia Görges (19ª del mundo) 6-3, 7-5 corona un año hasta el momento extraordinario, el mejor de la aún corta carrera de la jugadora de Queensland quien, cuatro años atrás, aparcó el tenis para tratar de dedicarse al cricket.

"Fue un año increíble tras mi victoria en Roland-Garros (...), una aventura increíble para mí y para mi equipo", reaccionó, emocionada, Ashleigh Barty.

"Por supuesto que se piensa (en estos momentos) cuando una es una niña. Pero no pensaba ni que estaría un día en el Top 10 del mundo", confesó al término de un partido en el que desplegó su tenis característico, poco espectacular, pero muy efectivo.

En 2019, la australiana conquistó en Miami a finales de marzo su título hasta entonces más prestigioso, y después entró en el Top-10 por primera vez. Antes de tocar el cielo con su primer Grand Slam en Roland-Garros.

Al ganar en Birmingham, Barty suma en los tres últimos meses tantos títulos (3) como en el resto de su carrera.

'Una cerveza, o dos'.

Y eso que la australiana tomó distancia con el circuito después del Abierto de Estados Unidos de 2014, para "vivir una vida normal". O casi. Durante esa pausa, aprovechó el paréntesis para probar como jugadora profesional de cricket en Brisbane (2015-2016), en un país donde ese deporte goza de gran popularidad.

"Necesitaba alejarme, necesitaba tiempo para crecer como persona, para ganar en madurez", explicó en el pasado.

Lo logró, aunque regresó en el puesto 623 del ránking mundial. Barty comenzó el año 2017 en el puesto 271. En aquella época, no tan lejana, sus participaciones en Roland-Garros y en Wimbledon se saldaron con sendas eliminaciones en primera ronda.

Pero desde entonces no ha cesado de escalar hacia la cumbre; primer título en Kuala Lumpur en 2017, primer título sobre hierba en Nottingham en 2018... hasta convertirse en una de las jugadoras más solicitadas del circuito.

Como prueba anecdótica, desvelada por el antiguo número 1 mundial Andy Murray hace unos días, el escocés pidió a Barty jugar con él en dobles, y ella rechazó la invitación.

Ahora ya piensa en ganar Wimbledon, un torneo que ya ganó en categoría junior con 15 años. Ahora sólo se dará el lujo de "una cerveza, o dos". Porque "quedan grandes cosas por venir", señala.

El torneo de la ciudad inglesa de Birmingham se disputó sobre hierba y reparte algo más de un millón de dólares (cerca de 900.000 euros) en premios.