Última Hora

En Tierra Blanca de Cartago una familia cultiva una fruta exótica que huele a manzana, parece chayote y sabe a guayaba; es el membrillo, la cual se extrae, se procesa y se cocina para darle vida a una deliciosa mermelada