Última Hora

La Defensoría de los Habitantes insiste en que los ciudadanos terminan pagando por el combustible, mucho más de lo que deberían y durante un largo tiempo.

Esta entidad asegura, que la fórmula que utiliza la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), está errada, pues se basa en un promedio internacional de precios y no en el precio real del producto que adquiere la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE). Un hecho que la institución asegura ha criticado a lo largo del tiempo.

Al ARESEP tratar de solucionar este hecho, por medio de un “factor de compensación” termina por provocar un exceso en el precio, de acuerdo con el ente.

En ese sentido explica aún más, diciendo que RECOPE adquiere el producto terminado en los mercados internacionales a un precio menor del precio mundial promedio de referencia internacional, sin embargo, utiliza ese precio promedio de referencia, el cual es más alto, en lugar de utilizar el de la adquisición del producto para justiciar ante la ARESEP los aumentos en el precio.

Este aumento en el precio es aprobado por ARESEP, sin ninguna audiencia pública y de forma automática, afirma la Defensoría.