El trabajo y entrega de una madre vecina de Coronado fue retribuido gracias a su aporte generoso y solidario con Sueños de Navidad.

Quedamos muy impresionados cuando conocimos la historia de doña Yorleny.

Ella vela por sus dos hijos y esposo quien debido a una serie de enfermedades no se puede levantar de la cama.

Se encarga de las curaciones y estar siempre pendiente de todos.

Necesitaban con urgencia una casa y gracias a su ayuda bondadosa la recibieron.

La familia estaba muy feliz en su nuevo hogar.

De aquí en adelante sabemos que esta familia estará mejor, los muchachos continuarán los estudios y don Cristian tendrá una mejor calidad de vida.

Gracias porque todo esto fue posible con su ayuda. Gracias porque usted hizo posible los Sueños de Navidad.