Última Hora

Una familia indígena vive en una casa que ya llegó al final de sus días.

La falta de trabajo y escaso ingreso hacen imposible que tengan una vivienda propia.

Sueños de Navidad nos lleva hasta Ciudad Neily, en la Zona Sur del país, para conocer este caso.

En medio de la montaña y el río sobrevive humilde la vivienda.

Durante 20 años ha sido el refugio de la familia, pero ahora se convirtió en una amenaza.

Este es el hogar de doña Aidé, sus hijas y hermanos. Ellos pertenecen al grupo indígena cabécar.

Con los primeros rayos del sol, doña Aidé inicia sus labores. Al calor del fuego prepara café, y lo que alcance para comer.

Cocina en este fogón porque no tienen electricidad y aunque tuvieran no alcanzaría el dinero para comprar electrodomésticos.

Procura que sus hijas coman algo y luego las acompaña en bicicleta hasta el centro educativo más cercano que está a 10 kilómetros.

Los hermanos también salen temprano en busca de trabajo.

Unos días logran ganar dinero ₡60.000 o ₡70.000 por semana, otros regresan con las manos vacías.

Y luego tocan las tareas del hogar: pican leña y siembran todo lo que pueden, eso garantiza tener algo que comer.

Cuando las niñas salen de clases se dedican estudiar y hacer tareas.

Como la casa no tiene electricidad deben aprovechar la luz del sol.

Ambas son ajenas a la tecnología, aunque desean una computadora para hacer las tareas.

Ana Luisa tiene paladar hendido y Ana Rebeca discapacidad cognitiva. Pero eso no ha sido obstáculo en el camino de la superación.

Ambas sueñan con terminar sus estudios de secundaria y luego ir a la universidad.

Doña Aidé las anima y alimenta ese sueño también es el de ella.

Si poco dinero que ingresa producto de trabajos ocasionales no alcanza para lo básico, mucho menos pensar en reparar la casa.

Hay huecos por doquier y la lluvia hace de las suyas.

El sueño de esta familia es tener casa propia y que las niñas puedan estudiar en mejores condiciones.

¿Qué le parece si se suma a Sueños de Navidad y juntos le cumplimos el deseo de esta familia?

Tener un techo digno y que las niñas continúen estudia los hará personas muy felices.


Canales de donación:

CUENTA CORRIENTE 800800807 EN COLONES DEL BAC CREDOMATIC

CUENTA IBAN CR17010200008008008070

CUENTA CORRIENTE 800800815 EN DÓLARES DEL BAC CREDOMATIC

CUENTA IBAN CR07010200008008008153

CEDULA JURIDICA 3-002-045681

Ambas cuentas están a nombre de: Asociación Club de Leones de San Sebastián

SINPEMOVIL: Teléfono: 8322-6111

Puede donar ingresando a www.yomeuno.com. En los servicios de Rapi BAC, Servimás, alcancías y cajeros automáticos.