Última Hora

Un oficial de tránsito, quien quedó grabado al momento de sufrir un accidente y salir volando varios metros, conversó con Teletica.com.

Jorge Garro participaba en la escolta a una ambulancia, la noche del martes cerca del mercado La Coca Cola (Avenida 5, Calle 20), cuando ocurrió el accidente.

“Íbamos con sirenas, luces, pito, de todo. De hecho, ni dio tiempo de que pasáramos todos, cuando impacté el vehículo, detrás mío venía otro compañero.

“La ambulancia siguió su camino con la escolta y cuando llegó al hospital los compañeros se devolvieron a atenderme. Tamaño susto, fue como en cámara lenta, la verdad no se lo deseo a nadie, es bastante feo”, relató Garro.

Vivo de milagro

Aunque vive en San José, Jorge es oriundo de Pérez Zeledón. Él asegura que sobrevivir fue "un verdadero milagro".

“Como te digo, milagrosamente estoy vivo para contarlo, solo tengo raspones y un tobillo que si sufrió un daño importante, me tienen que hacer una cirugía, al parecer tengo los ligamentos dañados, me están atendiendo en el INS.

“Volví a nacer, estoy vivo de milagro, me fui suspendido en el aire como unos 5 o 6 metros. Cuando uno va en ese momento en el aire, es algo relativamente corto, pero en esos segundo a uno le pasan por la cabeza muchas cosas.

“Tengo una hija que está a punto de cumplir 3 meses y mi abuela de 80 años de la que yo soy sus ojos. Pensé mucho en ellas. Pero gracias a Dios estamos vivos para contarlo”, expresó.

Otros accidentes

A pesar de tener una carrera corta en la Policía de Tránsito, Jorge ya ha tenido que hacerle frente a otros accidentes en su profesión.

“En diciembre cumplí un año de trabajar para la Policía de Tránsito, pero ya he vivido experiencias feas en este tiempo, el 2 de agosto me atropelló una señora en una carro, anduve en la tapa del carro y todo.

“Al poco tiempo una señora de 77 años fue atropellada por una motocicleta que se dio a la fuga y me tocó atender a la mujer en sus últimos suspiros de vida, antes de que muriera.

“Son cosas que, en cierto modo, la realidad lo hace madurar a uno tanto profesionalmente como de manera personal y a tener un poco de valor ante cualquier otra situación. Ahora a chinear el pie”, concluyó el oficial de 29 años.

App Teletica