Última Hora

Un grupo de oficiales de la Fuerza Pública rescató a siete cachorritos que fueron abandonados en un caño en Barranca de Puntarenas.

Lo que alarmó a las autoridades fue el llanto de los perritos que estaban hambrientos, sedientos y expuestos al abrazador sol porteño.

Según lo informado por el comandante Mauricio Guevara, los policías llevaron a los animales para la delegación cantonal de Puntarenas, donde les dieron de beber, los alimentaron, bañaron y les aplicaron talcos antipulgas.

El jefe policial detalló que los cachorritos no ameritaron atención veterinaria, dado el excelente estado de salud en que se encuentran.

En el transcurso de este martes, dos de los cachorros fueron dados en adopción. Los demás quedan a la espera de poder encontrar un hogar.

Observe más detalles en el vídeo adjunto.