Última Hora

La empleada de un restaurante se enfrentó a dos ladrones armados que asaltaron el comercio la noche del jueves en Coronado.

El hecho se registró en el restaurante Sea Food John alrededor de las 8 p. m.

El inusual encuentro quedó grabado en las cámaras de seguridad del local. En el video se aprecia cómo la mujer increpa a los dos asaltantes mientras estos se llevan dinero y otros artículos.

“Deje de jugar de viva”, se escucha decir a uno de los delincuentes, quien además la insultó y le gritaba que se fuera y no lo viera.

“No ve que hay cámaras por todo lado”, le respondió ella.

Al final, se observa cómo los sigue hasta la salida y los insulta, al mismo tiempo que uno de ellos se vuelve la amenaza, pero luego se retira.

Si usted reconoce a los delincuentes puede llamar a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645.


Imprudencia

A pesar de la valiente intervención de la mujer, quedó expuesta a ser asesinada por los sujetos en cualquier momento.

Teletica.com conversó con el asesor de riesgo, Esteban Ruiz, quien asegura que “cuando todas las condiciones son completamente desfavorables, una persona no puede tratar de ejercer una defensa, porque está casi que destinada al fracaso”.

“En el video se aprecia como la mujer tiene una actitud desafiante, muy valiente pero no respeta la autoridad que están ejerciendo ellos en ese momento, porque desgraciadamente hay que ver quién ejerce la autoridad, son dos personas prácticamente armadas contra una mujer desarmada.

“Entonces si te ganan en número y te ganan en equipo, tanto la acción como la inacción deben formar parte de una estrategia defensiva, muchas veces la mejor estrategia defensiva es no hacer nada.

“Pero tengo que saber responder por qué no hice nada, ella no tenía ninguna opción para repeler el ataque, lo que más bien hizo fue exponer su vida”, relató el fundador de la página Portación de Armas Costa Rica.

Según explica Ruiz, para tener una legítima defensa se debe tener claro los tres puntos de lo que se llama: “un triángulo de defensa efectiva”.

“Para tener una legítima defensa efectiva ante un grupo de antisociales, debemos contar con tres factores, primero, entrenamiento, tanto físico como mental en situaciones de riesgo.

Segundo, equipo adecuado, puede ser cualquier elemento mecánico, como un arma de fuego, dispositivos perimetrales que puedan repeler una agresión, como una cabina, en este caso esa mujer está totalmente expuesta ahí.

Y como tercer elemento, debemos tener las condiciones necesarias favorables para poder ejercer la defensa. No podemos pretender ganarle en tiempo de acción a un tipo que nos tiene una pistola en la cabeza, ahí falla un elemento que es la condición favorable, podemos tener entrenamiento, podemos tener equipo, pero no tenemos las condiciones favorables.

Y detectar cuando tenemos una condición favorable te la da precisamente el entrenamiento, entonces se requiere de un triangulo importante que se debe respetar en todo momento”, explicó.

Repercusiones

Otro factor por tomar en cuenta al enfrentar ladrones, son las repercusiones que esto conlleva en términos personales y hasta legales.

“Es importante que la población sepa que enfrentar a delincuentes armados sin tener esos tres factores, puede tener repercusiones de dos tipos, personales, ya sea que nuestra integridad le ocurra algo, que a una persona inocente le ocurra algo, y puede traernos hasta responsabilidad legal, por ejemplo, a veces no tenemos las condiciones favorables para ejercer una defensa, y lo que vamos a ocasionar es un daño colateral a personas que estén ahí.

“Por ejemplo, yo puede que tenga el entrenamiento y el arma, pero no sé que está detrás de los ladrones, o voy a disparar a los ladrones y no sé si detrás viene un cliente, una defensa no es simplemente lo quiero hacer y lo hago, tiene todo un procedimiento que hay que respetar”, concluyó el experto.

Youtube Teletica