Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Tarrazú detuvo a un menor de 16 años como sospechoso de intentar quemar vivo a un indígena panameño, quien dormía en una banca del parque central de ese cantón josefino.

Videos de cámaras de vigilancia, a los cuales tuvo acceso Telenoticias, permitieron la identificación del sospechoso (ver adjunto).

Los hechos ocurrieron el 22 de noviembre del año anterior. En las grabaciones se aprecia cómo dos adolescentes ingresan al parque y van hasta una de las bancas donde dormía la víctima. Según la investigación de la Policía Judicial, uno de los sujetos roció algún tipo de acelerante en el cuerpo del indígena y le prendió fuego. Segundos después, ambos sospechosos se fueron del sitio.

Sospechoso del hecho, de 16 años, fue detenido por agentes judiciales.​

El informe judicial señala que el indígena panameño fue hallado, al día siguiente, en un muy mal estado de salud. Dice el documento: 

"Ingresa la noticia crimen por parte de los compañeros de la Fuerza Pública, propiamente de la delegación de Tarrazú, en donde se nos informa que, en horas de la mañana (a eso de las 6 horas), divisaron un indígena de nacionalidad panameña, el cual es un reconocido indigente de la zona, conocido como Rubén. Ese sujeto se encontraba sentado en la parada de taxis del centro de San Marcos, pero en muy mal estado, esto por motivo de que dicho masculino se encontraba con todas sus ropas quemadas y con quemaduras en su cuerpo, muy impactantes, por lo que procedieron a trasladarlo de inmediato a la Clínica de Tarrazú para su respectiva atención médica".

El hombre que sufrió el brutal ataque, de 43 años y de apellido González, estuvo 135 días internado en un hospital debido a las serias heridas en gran parte de su cuerpo.

Fuentes judiciales indicaron a este medio que los sospechosos se acercaron a la víctima en cuatro ocasiones, ya que en las tres primeras no lograron encender el fuego.