Con caravana y una escolta las autoridades del Ministerio de Seguridad Pública rindieron homenaje al oficial fallecido en el cumplimiento de su deber.

El cuerpo de Janor López Muñoz, quien fue agente de la Policía de Fronteras, fue trasladado vía aérea con ayuda del Servicio Nacional de Vigilancia Aérea, luego una caravana lo recibió en Aeródromo de Coto 47 para llevarlo a la iglesia evangélica Asambleas de Dios en Paso Canoas, contiguo al hotel El Descanso.

Luego de un acto religioso se le dará santa sepultura en el cementerio de La Cuesta.

Con sirenas decenas de patrullas de Fuerza Pública y Policía de Fronteras le dieron el último adiós a su compañero.

El cuerpo de López fue hallado este jueves por la mañana, luego de que el miércoles fuera arrastrado por la corriente en el río Claro.

Él se encontraba junto a varios compañeros en el Parque Nacional Corcovado en medio de un operativo antidrogas cuando ocurrió el accidente.