Última Hora

Una abuelita de 100 años de edad fue auxiliada por vecinos de la zona de Coto 54, en el cantón de Corredores de Puntarenas (Zona Sur), tras las inundaciones que deja la influencia indirecta de la tormenta tropical Eta en el país.

Josefa Jiménez Herrera vive en la comunidad de Pueblo Triste y fue trasladada en brazos hasta la casa de una vecina, quien vive en una vivienda que está montaba sobre bases y, por ende, no se ha visto afectada por el agua.

“Donde vive la abuelita, el agua ya inundó todo. Eso queda como a unos 500 metros de mi casa y yo le dije a mis vecinos que la trasladaran aquí porque peligraba mucho su vida en la vivienda donde estaba”, dijo Nancy Fallas.

En esta parte del territorio nacional las lluvias no cesan, los cauces de los ríos cada vez aumentan más y algunos ya se han desbordado.

“Tenemos miedo porque nunca había pasado esto aquí en Coto 54. Estamos incomunicados, las aguas aumentan cada vez más y estamos desesperados porque no sabemos qué va a pasar”, comentó.

A esta hora (4:20 p.m.), la Cruz Roja y la Comisión Municipal de Emergencias ya evacuaron a todas las personas que habitan en la comunidad de Pueblo Triste porque el agua no cede.

“Aquí estamos en alto y ahorita tengo a ocho personas conmigo. Josefa, la abuelita, como le digo yo, está bien de salud y solo esperamos que esto pare pronto”, agregó Fallas.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) mantiene la alerta naranja en toda la vertiente del Pacífico y Upala, mientras que el Valle Central continúa en alerta amarilla y la zona del Caribe en verde.

Durante las últimas 48 horas, el Cuerpo de Bomberos ha atendido una serie de emergencias generadas por el aumento de las lluvias en zonas como Ciudad Cortés, Herradura, San Vito, Nicoya, Nosara, Villa Caletas, Acosta, Turrialba, Cóbano, Monteverde, Desamparados, Coronado, San Ramón, entre otros sectores.

“Para la atención oportuna de las diferentes emergencias se han reforzado las zonas de Nandayure, Santa Cruz, Nicoya, Filadelfia, Ciudad Neily, Palmar Norte y Quepos con vehículos de primera intervención, botes, unidades de rescate y cerca de 50 bomberos”, señaló la oficina de prensa de la institución.