En la última semana tres niños han muerto, cinco más resultaron quemados, y otros tres están heridos por accidentes de tránsito.

Las autoridades llaman la atención a los padres de familia para que no se distraigan en estos días de fiesta y eviten accidentes.

Este 25 de diciembre un menor de tan solo dos años murió ahogado en la piscina del condominio Albacete ubicado en Cartago.

Tres días antes murió en Puntarenas un pequeño de tres años que cayó a una olla de tamales hirviendo.

Murió también una menor de cinco años que estaba jugando con otros niños a la orilla de en un río y que fue arrasada por una cabeza de agua en Turrialba.

Mientras tanto, otros cinco menores han llegado al Hospital de Niños esta semana por quemaduras.

Uno de ellos por pólvora y otros cuatro quemados con agua caliente. El más reciente es un menor de dos años que llegó hoy al centro médico.

Este jueves, tres menores de edad resultaron heridos en accidentes de tránsito. Uno de ellos se cayó de un bus, en Limón, al parecer tras abrir la puerta de emergencia.

Otros dos tras sufrir un accidente de tránsito en Coto Brus fueron trasladados en condición amarilla al hospital Escalante Pradilla en Pérez Zeledón.

Todavía quedan muchos días de fiesta, por lo que las autoridades piden a los padres de familia no distraerse de la atención a sus pequeños.