Última Hora

Un enfrentamiento entre precaristas y la Fuerza Pública terminó con cuatro personas detenidas, entre ellas un menor de edad, en Coronado.

Al parecer, varias familias llevan días organizándose para intentar tomar por la fuerza un gran terreno que colinda con el Estadio Municipal de Coronado. Han limpiado el terreno poco a poco y hasta han hecho divisiones para armar ranchos.

Esta situación ha molestado y tiene preocupados a los vecinos de la zona, quienes han pedido la intervención de la municipalidad y de la Fuerza Pública.

La acción de este miércoles es la tercera por parte de los oficiales. A pesar de que hubo presencia de antimotines, no fue necesario su intervención y solo se utilizó "fuerza con medida", según informó a Teletica.com la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública.

Se trata un terreno llamado Finca Vargas, que es propiedad del INVU, pero es administrado por la Municipalidad de Coronado.

La preocupación de las autoridades es que los precaristas utilizan como escudo a mujeres, niños y adultos mayores, exponiéndolos al peligro.

“Estamos preocupados por la situación que nos está agobiando en este momento porque hay personas que están en riesgo, hay niños y adultos mayores que se están utilizando como escudo para esta invasión y que son usados por personas que están dirigiendo, posiblemente desde redes sociales, buscando de forma engañosa que personas inocentes se apersonen a los terrenos a tratar de defender propiedades que no les pertenecen.

“Hacemos un llamado a las familias para que no se dejen engañar con promesas de terrenos falsos que, al final, incluso hay conflictos entre las mismas personas y los vecinos, ya que el desalojo siempre tendrá que ocurrir”, fueron las palabras que dio el alcalde Rolando Méndez Soto al Periódico El Coronadeño Hoy.

Tras el desalojo, maquinaria del gobierno local destruyó las estructuras que habían armado estas personas y la policía se mantiene en el sitio para establecer el orden público.

La preocupación de los vecinos es lo que pasa luego de que los oficiales se retiran, ya que, aseguran, estas personas vuelven a insistir en apoderarse ilegalmente de los terrenos.