Última Hora

Las pruebas COVID-19 que se realizan en Peñas Blancas quedaron suspendidas hasta nuevo aviso, luego del atentado que sufrió la sede sanitaria del lugar.

La noche del miércoles, la oficina del Servicio Fitosanitario, donde trabaja personal de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) realizando tamizajes, recibió un balazo.

“El proyectil ingresó por una ventana de la cocina del inmueble, en el momento en que cinco funcionarios del área de salud de La Cruz cumplían la importante labor de tamizaje a transportistas y transeúntes nacionales y residentes. Ningún funcionario resultó herido”, señaló la oficina de prensa de la institución.

En el inmueble había un funcionario de limpieza, otro de registros médicos, una enfermera y dos doctores, quienes fueron sorprendidos por la fuerte detonación.

Una trabajadora, quien labora en este lugar, le confirmó a Teletica.com que las pruebas están suspendidas porque el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) está realizando diligencias.

El OIJ de Liberia se encuentra en el lugar indagando a los afectados y con las pesquisas del caso.

Esta sede está muy cerca de la línea fronteriza y se presume que el ataque lo realizó un grupo criminal organizado.