Última Hora

Poco más de tres años después de que ocurrió el homicidio de una modelo, su hermano y el novio de la mujer, los presuntos responsables del hecho enfrentan a la justicia.

El caso inició el 12 de agosto del 2017, cuando las víctimas fueron retenidas en un falso retén policial en Pueblo Nuevo de Alajuela.

Y con el paso de las horas fueron encontraron los restos de las víctimas cerca del río Jesús María en San Mateo y Esparza de Puntarenas.

La modelo Isamar Villalta Solano, su hermano Kendall González Solano y Andrés Martín Pérez Vargas, novio de Isamar, fueron las víctimas de los hechos.

Los imputados se apellidan Saborío Segura, Rodríguez Ramírez y los expolicías Vargas Meléndez y Barboza Pérez, este último fue jefe del Grupo Operacional de Apoyo de Alajuela.

La familia de la modelo interpuso una demanda contra los sospechosos y además, reclama al estado una indemnización por esta involucrados dos funcionarios policiales.

Este martes a las 8 de la mañana continuará el juicio con la declaración de uno de los agentes del OIJ que participó en las pesquisas.

Los cuatro acusados están en prisión preventiva y siguen el debate de forma virtual desde cada centro carcelario.