Última Hora

Dos funcionarios del albergue Casa Convivir, de 21 y 22 años de edad, quedaron en libertad luego de ser detenidos el lunes anterior como sospechosos de agredir a varios niños en Guácimo, Limón.

El albergue Casa Convivir es del Patronato Nacional de la Infancia (PANI). Fue allanado por las autoridades judiciales como parte de una investigación que sigue la Fiscalía Adjunta de Pococí por presuntas agresiones a personas menores de edad.

“Durante el operativo, el Ministerio Público ordenó la detención de dos hombres de apellidos García Reyes y Sánchez Mora, a quienes se les tomó la declaración indagatoria y luego fueron puestos a las órdenes del Juzgado Penal de la zona, para la solicitud de medidas cautelares”, dijo el Ministerio Público.

“En dicha audiencia, se pidió que se les impidiera acercarse a las personas menores de edad y a los trabajadores que figuran como testigos, además, que se les prohibiera estar a 500 metros del albergue. No obstante, el juzgado no acogió la petición del Ministerio Público y ordenó la libertad de los sospechosos, sin medidas cautelares”, agregó.

La Fiscalía apeló esa resolución, por lo que se debe programar una nueva audiencia.

Tras las detenciones, Teletica.com consultó al PANI sobre el caso.

“El PANI presentó la denuncia ante la Fiscalía Adjunta del Segundo Circuito Judicial de la Zona Atlántica y la Presidencia Ejecutiva ordenó el inicio del proceso de investigación disciplinaria para determinar la verdad de los hechos y sentar las responsabilidades correspondientes, así como el dictado de medidas cautelares con el fin de proteger a las personas menores de edad", comunicó la oficina de prensa.

Además, señaló que en “el albergue Casa Convivir en Guácimo, el PANI realizó la contratación y licitación pública, según demanda de servicios profesionales para apoyo a la población adolescente en albergues institucionales y aldeas. Esta licitación fue adjudicada, a través de SICOP, a la empresa CONSISA ANS S.A. Por lo tanto, no son funcionarios del PANI y se solicitó su sustitución”.

Según indicó la institución, las personas menores de edad afectadas han recibido el acompañamiento psicosocial y legal.

Contra estos jóvenes la Fiscalía ha recibido cuatro denuncias, las cuales se encuentran acumuladas dentro de la causa 21-000227-0485-PE.

El caso permanece en investigación.