Última Hora

Un hombre, identificado con el apellido Ramírez y de 21 años, cumplirá un año de prisión preventiva, ya que figura como sospechoso de femicidio.

El sujeto habría matado a puñaladas a su expareja sentimental, quien tenía siete meses de embarazo.  

“La Fiscalía Adjunta de Liberia consiguió que se ordenara un año de prisión preventiva en contra de un hombre de apellido Ramírez, quien es investigado como sospechoso de cometer un delito de femicidio en perjuicio de Francis León Miranda. La medida fue acogida por el Juzgado Penal de la zona, el sábado anterior”, dijo el Ministerio Público.

El pasado jueves 2 de setiembre, a eso de las 4 p. m., el hombre llegó a la casa de una amiga de su expareja, donde ella se encontraba. Tras pedirle que retomaran la relación y luego de que la mujer se negara, el sospechoso la hirió con un arma blanca en el cuello, brazos y otras partes del cuerpo.

La gravedad de las heridas provocó que la mujer muriera en el lugar, junto con el hijo que llevaba en su vientre. 

El principal sospechoso era el padre del bebé. Según contaron vecinos, días antes, él le había pedido a la ahora fallecida que abortara, algo a lo que ella se negó.

Minutos después de que, en apariencia, hirió a su expareja, Ramírez se encerró en un cuarto y se autolesionó en el cuello y los brazos. Fue trasladado al Hospital de Nicoya, donde fue atendido. Una vez que recibió el alta médica, quedó detenido y a las órdenes del Ministerio Público.

Los hechos ocurrieron en el Barrio 25 de Julio en Liberia, Guanacaste.

El caso ahora se mantiene en investigación, específicamente en la etapa de recolección y análisis de prueba.

App Teletica