Última Hora

El principal sospechoso de dispararle a una oficial de la Fuerza Pública, el sábado anterior, deberá cumplir seis meses de prisión preventiva: así lo confirmó este lunes el Ministerio Público.

Según el Juzgado Penal de San Joaquín de Flores, Heredia, el sujeto de apellidos Ruiz Juarez de 27 años de edad es sospechoso de los delitos de maltrato, amenazas contra una mujer, incumplimiento de una medida de protección, resistencia agravada y tentativa homicidio calificado. 

“El pasado 9 de enero, el sospechoso entró a la casa de su expareja y empezó a agredirla, por lo que, ante una alerta de terceras personas, tres policías se presentaron al lugar e ingresaron a la vivienda. Uno de los policías intentó detener al imputado, sin embargo, este forcejeó con él y logró despojarlo de su arma de reglamento, de esta manera, presuntamente, el imputado apuntó en la cabeza a una de las oficiales y le disparó, ocasionándole una herida de gravedad”, señaló la Fiscalía.

Ríos mantuvo una relación de convivencia con una mujer, pero esta finalizó el 26 de agosto de 2020. En apariencia, el imputado golpeaba, ofendía y se sospecha que también amenazaba a la víctima con hacerle daño a uno de sus hijos.

“Tras concluir dicha relación, la mujer solicitó medidas de protección, las cuales fueron otorgadas por el Juzgado de Violencia Doméstica, el 27 de agosto; no obstante, se presume que Ríos las incumplía”, indicó la Fiscalía.

La oficial Kimberly Suárez Narváez, quien fue herida de bala en la cabeza tras atender el caso de violencia doméstica, permanece en condición delicada en el Hospital México, según informó el Ministerio de Seguridad Pública.

Suárez tiene dos años y nueve meses de laborar para la Fuerza Pública.