Última Hora

Tres personas perdieron la vida a manos de sicarios, a tan solo 17 kilómetros de distancia entre un hecho y el otro, este jueves entre las siete y las ocho de la noche.

Desamparados, Coronado y Goicoechea fueron los escenarios que utilizaron seis hombres para aniquilar a sus víctimas.

El primer asesinato ocurrió pasadas las siete de la noche en Purral de Goicoechea. El fallecido, identificado como Dylan Badilla Acuña de 20 años de edad, caminaba junto a una mujer cuando fue atacado por dos sujetos, quienes le dispararon en múltiples ocasiones. Lo hirieron en la axila y espalda.

La mujer recibió también dos balazos en el glúteo derecho y muslo. Ambos fueron trasladaos a la Clínica de Coronado; el hombre murió tiempo después.

Minutos más tarde, antes de las ocho de la noche, dos sujetos a bordo de una motocicleta le dispararon a dos hombres que estaban viendo un partido de fútbol en una cancha sintética, en el sector de la antigua cartonera en Desamparados.

En el lugar murió un sujeto de nombre Lian Vega Arroyo de 23 años de edad, quien recibió un disparo en el costado derecho del cuerpo y hombro izquierdo. 

La otra víctima recibió disparos en el tórax y piernas, por lo que fue trasladado en condición delicada al centro médico.

Cuando ya el reloj marcaba las ocho de la noche, se presentó otro caso similar en una gasolinera ubicada en el centro de Coronado.

Otra vez dos hombres en motocicleta llegaron al lugar y cuando un conductor se estacionó para cargar de combustible su vehículo, estos aparecen, se colocan al frente de la víctima y le disparan en múltiples ocasiones.

Todo quedó grabado en una cámara de seguridad del lugar. En las imágenes se observa a los sujetos con un bolso de una empresa que se dedica a la entrega de comida por medio de plataformas digitales.

El fallecido, quien murió en el lugar y fue identificado como Deivi Sánchez Araya de 33 años, recibió varios disparos en el pecho, espalda y extremidades. 

Por la forma en que se dan los hechos, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) presume que se trataría de un ajuste de cuentas.

Las autoridades judiciales informaron que, en todos los casos, los sujetos se dieron a la fuga y ahora se investigan las causas de muerte de las personas.