Última Hora

En menos de dos meses, seis agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) fueron detenidos como sospechosos de formar parte de grupos que estarían vinculados con el tráfico internacional de drogas.

Dos de los funcionarios fueron aprehendidos el pasado 6 de abril y los otros cuatro este martes 25 de mayo, con una diferencia de 52 días entre una detención y la otra.

La mañana del martes 6 de abril, el OIJ realizó 25 allanamientos en Corredores, Laurel, La Cuesta, La Sabana (San José), San Joaquín de Flores (Heredia) y Pérez Zeledón y capturó a 10 personas sospechosas de tráfico internacional de drogas, entre ellas los dos agentes judiciales, de apellidos Campos y Concepción.

La investigación por este caso inició 18 meses atrás, cuando se recibió la información del supuesto vínculo de los funcionarios, quienes, al parecer, brindaban apoyo logístico para traer e incluso trasladar la droga, además de realizar asesorías para que la cocaína llegara a su lugar de destino.

El director del OIJ, Wálter Espinoza, aseguró, tras la detención, que en algunas oportunidades incluso habrían utilizado los vehículos policiales para mover la droga. Según las investigaciones, recibían entre 10 y 15 millones de colones por el traslado de cada cargamento.

Este es uno de los grupos de tráfico de drogas, al parecer, más consolidados de todo Costa Rica.

A los agentes Campos y Concepción, el Juzgado Penal de Grecia les impuso seis meses de prisión preventiva como medida cautelar, mientras avanza la investigación.

El hecho similar más reciente se dio el pasado martes 25 de mayo: figuran como involucrados cuatro agentes judiciales, quienes son sospechosos de participar en el tráfico de drogas a Europa.

Ese día, la Sección Especializada contra el Crimen Organizado del OIJ realizó un total de 40 allanamientos en cinco provincias del país. Los funcionarios judiciales y otras 23 personas  fueron detenidas por, al parecer, tener vínculos con la organización.

Dos de los policías judiciales trabajaban en la Sección de Recolección de Indicios, otro se encontraba con un permiso sin goce de salario y el último fue despedido hace tres semanas.

En una de las casas allanadas, en San Antonio de Escazú, se encontraron casi ₡1.514 millones en efectivo, además de 10 vehículos, una motocicleta, un 4x4 tipo mula, 9 armas de fuego, municiones de varios calibres, celulares, computadores y artículos de línea blanca.

Según las autoridades, este supuesto grupo ligado al crimen organizado invirtió 20 millones de dólares, producto del narcotráfico, en bienes e inmuebles.

La Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos confirmó este viernes a Teletica.com que la audiencia contra las 27 personas detenidas aún no ha finalizado.

Según el director del OIJ, el vínculo de agentes judiciales con el narcotráfico es una situación que la institución no tolera, no admite este tipo de conductas que irrespetan el trabajo y la aplicación de la ley.

Declaraciones de Wálter Espinoza: 


“El OIJ tiene gente honesta y trabajadora que vigila, controla y detiene a quienes se salen del sendero que nosotros hemos fijado para la policía. La institución es implacable y absolutamente decidida a realizar investigaciones cuando logramos tener datos o sospechas que hay una persona cercana a la policía que realiza actividades indebidas”, dijo Espinoza.

App Teletica