Última Hora

Ericka Soto Navarro, quien en 2020 fue sentenciada a 10 años de cárcel por defraudación fiscal y se encontraba en fuga, se entregó a las autoridades judiciales este martes.

Su papá, un hombre identificado como Wilson Soto Mora, continúa en fuga, ya que también debe cumplir una sentencia de 10 años cárcel por el mismo delito.

“Gracias a las diferentes diligencias policiales que realizaron los agentes de la Sección de Capturas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de San José, así como la valiosa colaboración brindada por los diferentes medios de comunicación, se logró que Soto Navarro, quien era requerida por las autoridades judiciales, se entregara este martes”, dijo la Policía Judicial.

La mujer se presentó junto a su abogado en las instalaciones de los Tribunales del II Circuito Judicial de San José, donde fue aprehendida de inmediato.

En setiembre de 2020, el Tribunal Penal emitió una orden de captura contra padre e hija, contra quienes pesa una sentencia en firme por defraudación contra la Hacienda Pública.

Wilson Soto, así como su hija Ericka, quienes son propietarios de una cadena de tiendas, fueron condenados por la evasión de más de 349 millones de colones en impuestos.

Es la primera vez en la historia de Costa Rica en que se da una condena en firme por delito tributario.

Youtube Teletica