Última Hora

Las aglomeraciones y los pleitos registrados durante la celebración de las fiestas de Santa Cruz de Guanacaste, en plena pandemia, dejaron como resultado 100 informes policiales, un detenido y varios locales comerciales cerrados.

Así lo confirmó Adrián Salazar, director regional de la Fuerza Pública, quien además señaló que todas las acciones respondieron al tumulto y a la ingesta de licor en plena vía pública.

“Por grupos de personas que se estaban aglomerando e infringiendo las normas sanitarias para el control de la pandemia, la Fuerza Pública local, en conjunto con el Ministerio de Salud, debió hacer una operación fuerte para poder intervenir los núcleos de personas que tomaban licor en vía pública”, indicó Salazar.

Declaraciones Adrián Salazar, director regional de la Fuerza Pública:

También comentó que “se realizaron 100 informes policiales por consumo de licor en vía pública, se cerraron cuatro establecimientos comerciales (un bar, un restaurante y dos licoreras) por incumplir las medidas sanitarias de aforo, se detectó una conducción temeraria y se realizó una captura penal. Luego de un esfuerzo policial, se logró reestablecer el orden”.

Tras los hechos suscitados, el Ministerio de Salud afirmó que no avala actividades de este tipo, por lo que establecerá el diálogo con las autoridades municipales para prevenir posibles aglomeraciones espontáneas.

Por su parte, el alcalde de Santa Cruz ,Jorge Alfaro, indicó que las fiestas son una parte muy importante del pueblo y una tradición difícil de eliminar.

“Es difícil sacar una tradición que llevamos dentro, somos una raza diferente. Decirles a las personas que no hay fiestas es un golpe muy duro para la población. Tenemos la situación de pandemia y debíamos liberar esa energía que tenemos. Las aglomeraciones son peligrosas, pero les pedimos a la población que se cuiden”, dijo el jerarca municipal.

El alcalde aseguró que durante estos días de fiesta lo único que va a haber son bombas.

El director de la Fuerza Pública Daniel Calderón, quien se encuentra en Santa Cruz, expresó que los oficiales se mantendrán en la zona para evitar cualquier tipo de aglomeración o altercado.

“Las fiestas típicas están suspendidas por la emergencia sanitaria y, las personas que se sorprendan en la calle incumpliendo alguna de las medidas emitidas por el Ministerio de Salud, se exponen a diversos tipis de sanciones que pueden ser multas o hasta sanciones penales”, dijo Daniel Calderón, director de Fuerza Pública.