Última Hora

El robo de un vehículo, unas propiedades y una venta de pollos en el centro de Limón, sería el motivo por el que dos hermanos nicaragüenses descuartizaron a un comerciante peruano.

Los restos del hombre fueron depositados en ocho bolsas plásticas dentro de un congelador ubicado en la propia casa de la víctima identificada como Walter Nelson Antay Rodríguez.

La desaparición de Antay ocurrió desde setiembre, pero, su actual pareja lo reportó hasta el mes anterior pues le parecía sospechoso que recibía mensajes de Whatsapp, aunque, no tenía rastro alguno de él.

Los nicaragüenses Caín Gutiérrez Alfaro y Julio César Gutiérrez Arce, compartían la casa con el fallecido y su único hijo de 17 años.

Caín era buscado por la justicia de su país pues asesinó y enterró bajo el piso de una casa a la expareja del peruano, quien desconocía que el nicaragüense era requerido desde hace dos años.