Última Hora

Las riñas en bares clandestinos de Puntarenas provocaron muchas muertes en el pasado. La Fuerza Pública intervino con operativos de control.

Las noches en Puntarenas ahora son distintas.

La mayor cantidad de presencia policial en zonas de bares clandestinos y los constantes operativos de control permitieron una reducción de riñas y muertes por riñas en esta provincia.

Durante los fines de semana, recorren decenas de lugares que hay identificados en el cantón, que se dedican a la venta y comercialización alcohol sin los permisos municipales, ni del Ministerio de Salud correspondientes.

Los oficiales también revisan los bares que tienen permisos en regla, pero donde también pueden darse situaciones irregulares.

Un local perdió la patente debido a la gran cantidad de partes policiales que provocaba.

Durante el 2018 se reportaron 10 muertos por pleitos en las afueras de los bares en Puntarenas.