Última Hora

Oficiales del a Policía Penitenciaria detuvieron un violento motín provocado este viernes, desde las nueve de la mañana, en el Centro de Atención Interinstitucional (CAI) Gerardo Rodríguez, en San Rafael de Alajuela.

Los privados de libertad utilizaron la violencia y causaron daños a la infraestructura carcelaria para exigir una mejor atención ante la emergencia sanitaria del COVID-19.

“Tres grupos de privados de libertad, por medio de la violencia, exigían que se les atendiera inmediatamente y por medio del diálogo se les solicitó que depusieron esa actitud beligerante, dos grupos accedieron, pero el otro omitió el diálogo, así que la policía tuvo que intervenir para volver al orden y evitar el mayor daño a la infraestructura”, dijo Nils Ching, subdirector de la Policía Penitenciaria. 

Ellos querían una revisión médica inmediata, se les dijo que se realizarían las coordinaciones con el personal respectivo; por eso, comenzaron a hacer destrozos en dos de los dormitorios que decidieron no esperar, según informó la oficina de prensa del Ministerio de Justicia y Paz. 

El centro penitenciario quedó con daños en los portones, mallas y en el techo de cinco dormitorios.

Se decomisaron varias armas punzocortantes. 

Uno de los reos resultó con un golpe en la cabeza y otro sufrió una lesión en la pierna.

Las autoridades ya controlaron la situación y ahora trabajan en reparar los daños.

Observe más detalles en el video adjunto.