Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) analiza las prendas e indicios encontrados en el botadero clandestino donde, por varios días, buscaron los restos de Allison Pamela Bonilla Vásquez.

Hasta el momento, las autoridades cuentan con un par de zapatos, una media con un trozo de aparente uña, una jacket y tela de jeans. Además, restos óseos que son humanos.

A partir del momento en que son levantados, estos inician una serie de procedimientos que tienen como objetivo recuperar evidencia para vincular tanto a la víctima como al imputado.

John Vargas, jefe de la Sección de Biología Forense del OIJ, explicó cuál es el proceso específico por el que pasará ahora esta ropa encontrada al aire libre.

Primero, las prendas, al ser recuperadas en sitios abiertos, deben ser expuestas normalmente a un proceso de secado, más en la época lluviosa.

“Para eso tenemos unas cámaras de secado especiales, de uso forense: tienen un flujo de aire unidireccional que hace que la humedad de la prenda se elimine sin pérdidas ni arreste de las partículas que posteriormente vamos a buscar”, explicó el experto.

El secado es necesario para realizar los análisis posteriores.

Cuando ya las prendas están secas, se llevan a las salas de inspección de la Unidad Centralizada de Inspección de Indicios del OIJ. Ahí se hace una revisión visual y con algún grado de magnificación, buscando trazas como pelo, elementos filosos o fibras. Incluso, restos botánicos y zoológicos.

“Posteriormente, hacemos una serie de inspecciones con lámparas de luz forense, que es un sistema de luz polarizada que permite revelar fluidos biológicos como el semen o la saliva y, además, hacemos revisiones y otro tipo de procedimientos para detectar sangre o restos de sangre”, añadió Vargas.

Esto permitirá determinar con certeza si en las prendas u objetos encontrados hay rastro de estos fluidos.

“Toda esta búsqueda tiene como objetivo la recuperación de ADN que posteriormente será remitido a la Sección de Bioquímica de nuestro departamento para poder establecer relaciones a través de biología molecular con el ofendido o con el imputado”, añadió el profesional.

En algunas prendas también se puede recuperar ADN en zonas de alto contacto y fricción de la prenda, para eventualmente asociarlo con su dueño.

El OIJ suspendió este martes la búsqueda en el botadero y solicitó tanto a los familiares como a voluntarios no acercarse a la zona para que esta no fuera "contaminada".

“Ellos no quieren que nosotros bajemos a ensuciar evidencia, ya gracias a Dios logramos el objetivo que teníamos, que era localizar algo”, dijo la tía de Allison, Xiomara Vásquez.

Los expertos indicaron que no se tiene un tiempo definido para obtener resultados de las prendas, ya que depende de muchos factores.