Última Hora

Las próximas horas serán vitales para la policía Kimberly Suárez Narváez quien recibió un disparo en la cabeza, el sábado anterior, cuando atendía un caso de violencia intrafamiliar en San Joaquín de Flores, Heredia.​

Según confirmó el doctor Eduard Guevara, jefe de la Unidad de Cuidado Intensivo de Neurocirugía del Hospital México, la oficial tiene una herida por arma de fuego a nivel cerebral y está en una fase temprana de cuido neuro crítico.

“En esta fase que se encuentra, los pacientes se mantienen bajo sedación y analgesia para evitar lesiones secundarias, previniendo el edema cerebral y que el daño aumente. Nos es factible todavía emitir pronósticos neurológicos, funcionales o vitales”, dijo Guevara.

Además, comentó que “Es una fase de alta dependencia que deja al paciente en una condición grave del punto de vista clínico, pero sin poder decir cuál va a hacer el resultado de todas las conductas de monitoreo y terapéuticas que se están implementando”.

Declaraciones doctor Eduard Guevara, jefe de la Unidad de Cuidado Intensivo:

Suárez, se encuentra en Unidad de Cuidado Intensivo bajo la vigilancia estricta de un grupo de médicos especialistas y de neurocirujanos que están pendientes de su evolución y cambios que pueda tener.

Para el doctor Guevara las medidas de soporte y monitoreo que se le están dando están encaminadas a estabilizar la magnitud o lesión provocada por la herida por arma de fuego, asegura que “es una fase muy temprana y los cambios no suceden tan rápido”.

“Hay que seguir con todas las conductas que tienen como objetivo prevenir daños secundarios que es sobre el cual podemos incidir desde el punto de vista médico y quirúrgico; su condición sigue siendo muy delicada y no podemos emitir pronósticos”, puntualizó.

Por este hecho el principal sospechoso de agredir con un arma de fuego a la oficial de la Fuerza Pública deberá cumplir seis meses prisión preventiva la cual le fue impuesta por el Juzgado Penal de la zona.

El sujeto de apellidos Ruiz Juárez de 27 años de edad, es sospechoso de los delitos de maltrato, amenazas contra una mujer, incumplimiento de una medida de protección, resistencia agravada y tentativa homicidio calificado.