Última Hora

Los tentáculos del narcotráfico penetraron de nuevo en los cuerpos policiales.

En esta ocasión se trató de un jefe policial de Río Cuarto de Alajuela y un reservista de la Fuerza Pública, quienes cooperaban con un grupo dedicado a enviar cocaína a México y que trabajaba para el Cartel de Sinaloa.

El caso lo investigó desde junio del año pasado la Sección de Estupefacientes del OIJ en coordinación con la Fiscalía de Narcotráfico y Delitos Conexos.

En marzo de este año la organización sufrió el primer golpe, cuando se les decomisó 357 kilos de cocaína y detuvo a los tres principales cabecillas, entre ellos el sujeto que servía de enlace con el cartel mexicano.

Una de las características del grupo criminal era que utilizaba pistas clandestinas para enviar la droga al norte del continente.

Las autoridades allanaron una de esas pistas en la zona de Caño Negro, en Los Chiles de Alajuela.

Según el OIJ, la participación de los policías era clave.

La audiencia de medidas cautelares se realizó en los tribunales de San Carlos y la Fiscalía solicitó que les impusieran prisión preventiva.

Los detenidos son ocho hombres y dos mujeres.

Observe todos los detalles en el video adjunto.