Última Hora

Tres de los cuatro oficiales motorizados del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) del Ministerio de Seguridad Pública, quienes sufrieron un aparatoso accidente contra un autobús este martes en San Francisco de Dos Ríos, continúan hospitalizados y con fracturas.​

Así lo informó este miércoles Carlos Hidalgo de la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad, quien además señaló que uno de los policías de apellido Marín está estable e incapacitado en su casa de habitación.

Las otras afectadas, quienes son mujeres de apellidos Monge y Beita, se encuentran en el Hospital del Trauma.

Monge presenta una fractura leve en la cadera y le están realizando exámenes por un trauma en la cabeza y golpes varios; mientras que Beita tiene dos fracturas en la pelvis y también golpes varios.

Por su parte, el policía de apellido Sánchez tiene fracturas en el codo y tobillo derecho, por lo que será operado en las próximas horas.

Los oficiales sufrieron el accidente cuando iban en persecución de un vehículo color negro, donde viajaban los sospechosos de tachar una vivienda en el sector de San Francisco de Dos Ríos.

En la huida, los delincuentes abandonaron el vehículo cerca del parque Okayama y, minutos después, fueron capturados por Fuerza Pública.

“La Unidad de Trámite Rápido informó que, dentro de la causa 20-000657-0053-PE, investiga a tres personas de apellidos Jiménez Solano, Mata Díaz y Quirós Lacayo, quienes figuran como sospechosos del delito de robo agravado”, señaló el Ministerio Público tras la consulta de Teletica.com

Según informó el Ministerio de Seguridad, el sujeto de apellidos Mata Díaz cuenta con antecedentes policiales por tacha a viviendas y el otro, de apellidos Jiménez Solano, por robo agravado.

A los imputados se les tomó la declaración indagatoria y se encuentran detenidos a la espera de que se agende la audiencia de solicitud de medidas cautelares.​