Última Hora

Un grupo de oficiales de la Fuerza Pública habría estado a tan solo unos 20 metros del supuesto violador en fuga, pero no lograron capturarlo.

En apariencia, los policías lo tuvieron muy cerca, pero Alfonso José Castro Núñez se introdujo en la montaña y le perdieron nuevamente el rastro.

Durante toda la noche del miércoles y madrugada del jueves, las autoridades y vecinos con palos y machetes intentaron localizarlo sin éxito.

La búsqueda se dio principalmente en la comunidad El Tigre, donde varios pobladores aseguran haberlo visto.

La mayoría de ellos indicaron que no han dormido bien por la angustia de que, aparentemente, todavía se encuentra en su localidad. 

Incluso una adulta mayor sufrió un ataque de asma al conocer que estaría cerca, por lo que requirió atención de la Cruz Roja.

“Me dio un ataque de asma y sentía que me iba a ahogar del susto. (...) Dios guarde lo hubiera visto, me hubiera muerto”, contó Carmen Sánchez.

Castro escapó el domingo de las celdas judiciales, ya que figura como sospechoso de siete casos de violación.