Última Hora

La Policía de Fronteras decomisó 75 batas estériles contrabandeadas valoradas en más de ₡2 millones el martes pasado.

El hecho ocurrió por la carretera que separa a Costa Rica de Panamá en el distrito de Laurel, cantón de Corredores, frontera sur.

En ese lugar los oficiales observaron un carro que no portaba placa delantera, por lo cual le ordenaron a su conductor detenerse y así determinar en qué condiciones estaba circulando por suelo costarricense.

El chofer panameño, de inmediato obedeció la orden y, luego de una revisión del auto, los oficiales fronterizos localizaron 30 cajas de cartón, cada una de las  cuales contenía 75 batas estériles desechables.

Según una factura que portaba el sujeto, el cargamento tenía un valor que superaba los $4.000 dólares.

De acuerdo con lo manifestado por el panameño a los miembros de la Policía de Fronteras, ya había vendido cinco del total de 35 cajas con el citado equipo de bioprotección.

En vista de que había introducido a territorio costarricense dicha mercadería sin el debido pago de impuestos, los oficiales fronterizos decomisaron las cajas y las pusieron a la orden de la Policía de Control Fiscal.

Las autoridades decomisaron también el auto en que se transportaba el vendedor de batas estériles, pues no contaba con ningún permiso para circular por suelo costarricense.