La mañana de este miércoles, personal de la Policía de Fronteras, junto con agentes judiciales, efectuaban un patrullaje por uno de los llamados puntos ciegos o pasos no habilitados cuando sorprendieron a varios hombres que estaban cruzando la frontera con cuatro caballos.

El hecho ocurrió en una localidad denominada El valle de Peñas Blancas, cantón de La Cruz, Guanacaste.

“Los sujetos, al percatarse de la presencia policial, procedieron a abandonar los caballos y regresarse de inmediato a territorio del vecino país, en tanto que solo uno de ellos no logró hacerlo, por lo cual fue aprehendido.

“El hombre, quien dijo apellidarse Obando y ser de nacionalidad nicaragüense, fue llevado al puesto fronterizo de Peñas Blancas para ser puesto a la orden de la Policía de Migración a fin de que fuera repatriado”, comunicó la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública.

Los cuatro equinos tenían marcas o fierros nicaragüenses y además presentaban diversas lesiones, por lo que dado su ingreso al país al margen de toda legislación sanitaria en materia animal, fueron decomisados y puesto a la orden de Senasa para lo que corresponda.