Última Hora

El joven Aldo Miranda está desaparecido desde el jueves anterior, luego de ser arrastrado por una ola en Playa Jacó.​

Este martes se cumplió el sexto día de búsqueda. El coordinador de Operaciones de la Región Pacífico Central de la Cruz Roja, Jorge Matamoros, asegura que han tenido complicaciones.

Entre las dificultades destaca la reducción del turismo: al haber menos botes usados para tours de pesca deportiva, las autoridades cuentan con "menos ojos en el mar".

“Un punto negativo que hemos tenido en esta búsqueda en particular ha sido producto de la misma pandemia, no contar con tantas embarcaciones haciendo pesca deportiva, en otras búsquedas nos ha ayudado a tener más ojos en el mar. Con esas embarcaciones navegando teníamos una estrategia de coordinación con ellos, nosotros les indicábamos que había una persona desaparecida y ellos navegaban al tanto del asunto y nos ayudaban a buscar, pero en esta ocasión estamos solos, estamos Cruz Roja y Guardacostas”, comentó Matamoros.

Este martes a partir de las 6 a. m., una embarcación de la Cruz Roja salió hacia el Golfo de Nicoya. A las 7 a. m. salió otro bote con el Servicio Nacional de Guardacostas. Además, un jet ski estuvo revisando las costas y también se recibió apoyo del Servicio de Vigilancia Aérea, drones y patrullas terrestres.

Hasta el momento, no hay rastros del vecino de Escazú. El grupo de autoridades se reunió esta tarde para decidir si seguirían mañana con las operaciones y efectivamente lo harán.

“Del quinto día en adelante no se tienen los mismos recursos porque, por las estadísticas, se ha mostrado que las personas desaparecidas en el mar, si aparecen lo hacen en el tercer, cuarto o quinto día”, agregó Matamoros.

La Policía Municipal de Escazú ha estado involucrada desde el domingo en la búsqueda del joven.