Última Hora

La Policía de Control Fiscal sacó de circulación decenas de botellas de licor que se vendían en un local del Depósito Libre de Golfito.

Todas incumplen con la nueva normativa de poseer una etiqueta original.

Desde el 1 de febrero empezó a regir una directriz del despacho del viceministro de Hacienda, el cual determinaba que cada botella del depósito de Golfito deberá tener una etiqueta que haga constar su venta legal.

Esa etiqueta es de color azul y es difícil de desplegar.

Sin embargo, tras una recisión, la PCF detectó que varias unidades de licor del local El Dorado que no contaban con ese código original y por eso de inmediato se solicitó la inmovilización de estas para su venta.

El código debe estar en las botellas antes de que estas entren al negocio que las va a vender en el Depósito Libre de Golfito. Y es prohibido etiquetarlas en el local.

Precisamente, en el lugar intervenido por las autoridades se logró determinar que existían un rollo de etiquetas sin colocar.

La idea con este nuevo reglamento es evitar que se comercialicen el licor de forma ilegal.

El local al que le ubicaron estas botellas sin código se expone a una multa.