Última Hora

Un grupo de vacacionistas, integrado por nueve personas, fue rescatado este lunes por el Servicio Nacional de Guardacostas (SNG).

“Los oficiales del Guardacostas, a bordo de la embarcación matrícula GC 38-18, dieron atención a un incidente que recibieron, durante esta mañana de lunes, mediante el Sistema de Emergencia 9-1-1, en el cual se les indicaba de varios náufragos en una isla y el vuelco de una embarcación.

“Fue así como, los guardacostas inmediatamente se movilizaron hasta el sitio y ubicaron en la Isla Cabeza de Mono en Guanacaste a nueve personas a las cuales abordaron, estas presentaban algunos raspones en el cuerpo y uno de los tripulantes en apariencia tenía un dedo fracturado”, aseguró Martín Arias Araya, director de Servicio Nacional de Guardacostas.

Los afectados les indicaron a los guardacostas que el incidente ocurrió el domingo cuando zarparon desde Playas de Coco en Sardinal de Carrillo, Guanacaste. Era un viaje familiar: inicialmente todo trascurría normal, pero la influencia del viento y el fuerte oleaje, en apariencia, provocó que todos quedaran a un lado de la embarcación y esta se volcara.

“Apoyándose unos a otros, las nueve personas se mantuvieron unidas y nadaron hasta el lugar más cercano que era la Isla Cabeza de Mono, lugar al que llegaron agradecidos de haber sobrevivido. A la distancia vieron la embarcación hundirse con todas sus pertenencias, entre ellas los teléfonos celulares, situación que les impidió pedir ayuda, pues lo único que había a su alrededor era agua.

“Los náufragos pasaron la noche en dicha isla, agrupados, con sed, frío y hambre; sin embargo, fue cerca de las 06:00 a. m. que una embarcación pasó por el sitio y estos le hicieron señas, solicitándoles ayuda. Fue así como los tripulantes de dicha embarcación dieron el aviso al Sistema de Emergencias 9-1-1, quien le informó al Guardacostas”, explicó la oficina de prensa de Seguridad Pública.

Una vez hecha la alerta, los oficiales de Guardacostas se movilizaron y ubicaron a las personas afectadas. Se trata de dos mujeres de 26 y 25 años, así como siete hombres, entre ellos un menor de 11 años y los demás de 27, 31, 32, 35, 35 y 42 años, todos costarricenses.

Guardacostas coordinó con la Cruz Roja para que efectuaran la valoración médica respectiva de los afectados, tras llevarlos a la antigua delegación de Fuerza Pública en la zona. Igualmente, aseguraron que llevaron a cabo las maniobras de recuperación de la embarcación.