Por Álvaro Sánchez |19 de mayo de 2022, 21:02 PM

La policía panameña capturó este jueves a un costarricense, vecino de Golfito, con un cargamento de cocaína en una lancha rápida que venía desde Colombia.

Estaba cargada con 1177 paquetes, es decir, casi 1200 kilos de cocaína, droga que salió de un puerto colombiano, según las investigaciones.

Además del costarricense, se detuvieron a dos nicaragüenses.

La droga tenía como destino algún punto en el Pacífico de nuestro país, posiblemente el cantón central de Puntarenas.

La policía cree que parte de la droga se quedaría en nuestro país almacenado para luego enviarla a México, o bien, a Holanda por medio de contenedores contaminados.

Se trata de una de las rutas más utilizadas por los grupos narcotraficantes, es decir, la que contempla el paso por el llamado triángulo de Osa en la Zona Sur, donde este tipo de embarcaciones se abastecen o entregan los cargamentos para que los mismos sean almacenados.

El caso ahora permitirá una investigación en nuestro país.