Última Hora

La madre y el padrastro de un niño de cinco años, asesinado de forma brutal en Sabanilla de Alajuela, fueron condenados a 39 años de cárcel cada uno.

Así lo determinó el Tribunal Penal de Alajuela este miércoles.

A ambos se les impuso la pena máxima por el delito de homicidio calificado y tenencia de material pornográfico.

La autopsia demostró que el menor murió por el síndrome del niño agredido: sufrió violencia física, psicológica, social y sexual.

Otro menor, hijo de ambos, está bajo protección del Patronato Nacional de la Infancia (PANI). En el 2019, cuando la mujer fue detenida, estaba en estado de embarazo.