Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Sarapiquí recreó el asalto y homicidio de un bodeguero ocurrido el pasado 30 de diciembre del 2013.

Una parada que Nelson Zelaya Rivera hizo para ponerse la capa de motociclista resultó mortal.

La noche del 30 de diciembre del 2013 el hombre circulaba por la carretera entre La Virgen de Sarapiquí y el cruce de Río Frío.

Llovía fuerte y Zelaya se detuvo para ponerse la ropa impermeable.

Según la hipótesis del OIJ dos delincuentes se le acercaron a pie y tras un forcejeo dispararon contra la víctima, quien falleció en el propio sitio.

La tarde de este viernes agentes judiciales de Sarapiquí recrearon el asalto y homicidio para afinar detalles de la investigación que están a punto de cerrar.

Mientras que la Policía Judicial asegura que está muy cerca de dar con los dos sospechosos de asesinar a Nelson quién era encargado de bodegas en Pórtico Escazú, la familia de la víctima sostiene que negarse a entregar la moto fue lo que motivó que los delincuentes acabaran con su vida.

La mujer recalca que su familia lo único que espera es que la justicia se cumpla pronto.

Cuatro días después del asalto y homicidio en perjuicio del bodeguero, la Fuerza Pública decomisó la motocicleta de la víctima.

Nelson vivía en Heredia, era casado y tenía un hijo.

La noche que fue asesinado iba para su casa luego de visitar a unos familiares en Sarapiquí.