Última Hora

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvieron a un hombre de apellidos Saborío Soto de 29 años como el principal sospechoso de lanzar a un gato desde el balcón de un edificio, ubicado en la zona de Curridabat.​

Según informaron las autoridades, el sujeto fue detenido este miércoles a eso de las 9:25 a.m. en vía pública, frente a la vivienda de un familiar, en el sector de Trejos Montealegre en Escazú.

Saborío, figura como sospechoso del delito de crueldad y muerte animal. 

Los hechos por los que se investiga al joven ocurrieron en noviembre de 2019 y tras la publicación de un video en redes sociales, donde se observa cuando el hombre lanza el gato desde el sexto piso de una torre de edificios en Granadilla de Curridabat, los agentes del OIJ iniciaron con las respectivas pesquisas, logrando por medio de estas vincular al sujeto como el principal sospechoso.

“Los agentes judiciales lograron ubicar dicha torre de apartamentos donde lograron realizar varias entrevistas que les permitieron obtener información acerca del sospechoso de cometer este hecho; además, entrevistaron a personas que le brindaron ayuda al gato. Dado a que ninguno de los residentes en los apartamentos reclamó al animal, decidieron enterrarlo en uno de los senderos que rodea el complejo de apartamentos”, indicó el OIJ.

Fue el lunes 3 de agosto del año en curso cuando agentes de la Sección Delitos Varios, investigadores de la Sección de Inspecciones Oculares y Recolección de Indicios, así como médicos veterinarios forenses, profesores de patología y de histología visitaron tanto el sitio del suceso como el lugar donde se enterró al felino.

“Como parte de los objetivos fijados con la conformación de este equipo de profesionales, estuvo el reconstruir el sitio del suceso, entender la dinámica de lo ocurrido meses atrás, así como extraer el cadáver del animal y obtener prueba contundente para la investigación”, señaló el OIJ.

Además, reveló que tras realizarle la necropsia al felino se evidenció que el pelaje del animal era amarillo con blanco, coincidente con el del gato que se observó en el video y que fue lanzado desde el balcón.    

Con la investigación médico-veterinario forense, el OIJ también logró establecer que las lesiones observadas en las estructuras anatómicas ventrales del animal desenterrado en el sitio eran compatibles con las lesiones provocadas por una caída de gran altura.

El gato fue lanzado desde una altura de 27.98, aproximadamente, sufriendo fracturas de cadera, luxación mandibular, contusiones pulmonares, así como hemorragias subcutáneas y pericárdicas severas.

Ahora el hombre quedará con un informe a las órdenes del Ministerio Público, para que se determine su situación jurídica.