Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó que la muerte de un niño en San Cristóbal Norte de Desamparados se maneja como accidental.

De acuerdo con los reportes, el pequeño de tres años estaba jugando en una zona verde y se encontró una botella, tuvo curiosidad e ingirió parte del contenido letal.

Sus padres son indígenas panameños Nägbe, en Chiriquí, y se encontraban trabajando en la finca cogiendo café.

 El pequeño estaba al cuidado de una joven indígena quién lo vio con la botella, pero no se percató que el niño se estaba tomando el líquido.

Hasta que el pequeño comenzó a convulsionar minutos después; la mujer llamó a la Cruz Roja y al llegar la ambulancia ya era demasiado tarde.

Los vecinos de la zona están impactados por este hecho, aseguran que es una lamentable tragedia de gente muy humilde.

Los padres están en Medicatura Forense a la espera de que les entreguen el cuerpo.

La familia es muy pobre y no tienen recursos para llevarse el cuerpo del menor hasta Panamá; por lo que piden ayuda para darle santa sepultura.

Si usted desea colaborar puede llamar al número: 2548-0243.