Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó, hace pocos minutos, que el cuerpo de un hombre encontrado en una represa en Brasil de Mora es el de Jeffry Vargas Ortiz, mensajero desaparecido. ​

El hombre de 30 años fue visto por última vez el pasado 20 de octubre. 

"El OIJ confirma que el cuerpo ubicado el fin de semana en la represa Brasil de Mora pertenece a Jeffry Vargas Ortiz, el mensajero que estaba desaparecido desde el 20 de octubre anterior", indicó la oficina de prensa de la institución.

El cuerpo fue encontrado en la represa el 21 de noviembre anterior, por lo que de inmediato los expertos realizaron la extracción y lo enviaron a los laboratorios para ser evaluado.

Con esto, las autoridades lograron determinar que efectivamente se trataba de Vargas.

“Las pruebas odontológicas realizadas salieron positivas, ya se confirma que es él, que fue una muerte por sumersión y que no presenta signos de violencia”, añadió el OIJ.

​Hasta este martes, los familiares del mensajero guardaban la esperanza de encontrarlo con vida, especialmente su esposa Mildiana Enriquez, quien está a punto de tener a su hijo.

20 de octubre, la desaparición 

La última vez que se supo del mensajero fue el 20 de octubre, justamente cuando iba a recoger un paquete al sector de Calle Mesén en La Unión.

El OIJ logró recopilar un video en el que se observa al joven transitar en su motocicleta, en horas de la tarde, ese mismo martes. 

Días después se logró encontrar una parte de la estructura de la motocicleta en la que se desplazaba el joven.


Además, en la búsqueda, la familia de Vargas encontró en el sector del Río Damas, en Desamparados, unos documentos bancarios y tarjetas de crédito que el hombre tenía que entregar a clientes.

Las autoridades indican que es posible que en ese traslado el hombre fuera arrastrado por el río.

Los familiares de Jeffry Vargas recuerdan al joven como una persona que no tenía problemas de ningún tipo, todo lo contrario, reiteraron que era trabajador, buen hijo, buen esposo y que inclusive estaba muy feliz pues pronto conocería a su primer hijo.