Última Hora

El informe policial por el caso Diamante plantea que Mario Redondo, antes de ocupar la silla de alcalde, ya conversaba con un funcionario de MECO para "descarrillar" a funcionarios municipales y lograr así licitaciones para beneficio de la empresa.

En el documento, del cual Telenoticias tiene copia, se puede leer:

“Mario Redondo, en una conversación con Abel González, gerente de la empresa MECO, le mencionó que a algunas personas de proveeduría les daba miedo tomar ciertas acciones y que él iba a tratar de descarrilar la situación apenas se pueda. Además, González le ofreció a Redondo cualquier tipo de colaboración para lo que requiera”, señala el informe.

La investigación judicial también indica que Redondo le dijo al gerente de MECO que, cuando entrara como alcalde, iba a cambiar al proveedor.

“Utilizando la superioridad de su puesto para evitar que el cartel pasara, Redondo conversó con los personeros encargados de las enmiendas y les solicitó que el cartel saliera hasta dentro de dos semanas, momento en el cual Mario Redondo tomara su puesto como alcalde”, indica el documento de OIJ.

Para la Policía Judicial, las intervenciones telefónicas demuestran que el Gerente de Meco tenían una “notoria y evidente relación” de cercanía, la cual involucra reuniones personales entre ambos para que el alcalde interceda por ellos dentro de la municipalidad.

“El alcalde quería ejecutar acciones a favor de MECO a cambio de obtener un beneficio personal, pues desde antes de realizarse el traspaso de poderes oficial, ya tenía una planificación previa de cómo iba a realizar los trámites de licitaciones, propiamente “descarrilando” a todas aquellas personas que tenían “miedillo””, dice el informe.

El documento policial destaca que el Gerente de MECO y el alcalde de Cartago se comunicaban frecuentemente mediante llamadas telefónicas.

Mario Redondo es uno de los imputados por el caso Diamante, el cual involucra supuestos actos de corrupción entre funcionarios municipales y trabajadores de MECO.

Redondo, permanece detenido en celdas judiciales desde el pasado lunes 15 de noviembre a la espera de medidas cautelares por parte del Juzgado Penal de Hacienda.

A él se le señala, junto con los alcaldes de San José, Osa, San Carlos, Alajuela y Escazú, por los supuestos delitos de: tráfico de influencias, cohecho, malversación de fondos, incumplimiento de deberes, asociación ilícita y penalidad del corruptor en perjuicio de los deberes de la función pública.  

El alcalde de Cartago, en declaraciones a la prensa brindadas la mañana de su arresto, aseguró que es inocente y que lo iba a demostrar. 

Youtube Teletica