Última Hora

Kimberly Suárez, la policía que recibió un disparo en la cabeza mientras atendía un caso de violencia familiar en Heredia, saldrá este viernes del Hospital del Trauma. 

La interrogante ahora es, ¿qué sigue a partir de este momento?

Jorge Espitaleta, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de ese centro médico, confirmó que su evolución es excelente y ahora debe seguir un proceso de rehabilitación.

“Después de casi un mes internada, su evolución ha sido excelente con base en los cuidados que se iniciaron desde el Hospital México y que continuamos y manejamos en el Hospital del Trauma. A la fecha de hoy, Kimberly ha mejorado sus procesos naturales porque nos había costado un poco los procesos de entablar una conversación, entre otras cosas, pero esto ya está prácticamente restablecido, lo que nos alegra bastante”, dijo Espitaleta.

Declaraciones Jorge Espitaleta:

“La paciente se encuentra en una condición eminentemente ambulatoria; ya se le retiraron todas las suturas que tenía por la cirugía realizada. Consideramos que tiene una condición adecuada para que puede ser egresada del hospital", agregó el doctor.

Según el médico, la primera parte de la rehabilitación ya se hizo. Ahora tendrá seguimiento con otorrinos, así como terapia del lenguaje, terapia física, conductual y psicológica para que pueda retomar su rutina normal. 

“Vamos a tardar tiempo, pero esperamos reestablecerla lo más pronto posible porque el cerebro joven tiene una mayor capacidad de suplir algunas de las zonas afectadas y lograr reincorporarse como Kimberly, quien realmente tuvo una recuperación muy rápida. Ella es muy valiente”, comentó.  

El jefe de la UCI del Hospital del Trauma también cuenta que, en un principio, cuando revisaron las tomografías y la condición de la paciente, pensaron que había serios problemas.

“Ella evolucionó cada día muy bien y eso es una alegría para el equipo médico porque nos encontramos con buenas sorpresas día a día”, agregó Espitaleta.