Última Hora

Un niño de tan solo cuatro murió ahogado en Puntarenas.

El accidente ocurrió la tarde de este Viernes Santos en Barranca, cerca de la ruta 1.

Por razones que se desconocen, la víctima fue llevada en un vehículo particular hasta el Hospital Monseñor Sanabria.

Minutos después fue declarado fallecido por asfixia por sumersión en el centro médico, según confirmaron fuentes médicas a Teletica.com.

Segundo niño atendido en el Monseñor Sanabria

A las 9:38 de la noche del Jueves Santo la Cruz Roja atendió a otro pequeño de un año tras caer a una piscina en la zona de Tárcoles.

De acuerdo con la Cruz Roja, una ambulancia fue desplazada 5 kilómetros al sur del Peñón de Guacalillo.

Los paramédicos lo llevaron en condición delicada al Hospital Monseñor Sanabria.