Última Hora

Los narcotraficantes en Colombia han ideado una nueva modalidad para enviar cocaína fuera de sus fronteras: soltar en altamar boyas conteniendo alijos de droga.

Estas boyas se mantienen localizadas utilizando un sistema de posicionamiento global (GPS) que funciona con energía solar.

La policía descubrió la técnica cuando investigaba algunos barcos que zarpaban del puerto de Tumaco, en el Pacífico colombiano, rumbo a México.

Ya en altamar y previamente dispuesto con coordenadas, cortaban las cuerdas que sujetaban las boyas, las cuales quedaban flotando, para que posteriormente fueran recogidas por organizaciones del narcotráfico de Centroamérica

En el operativo de Tumaco, realizado el miércoles en aguas internacionales cerca de Costa Rica y en colaboración con la Armada de Estados Unidos, se incautaron 60 kilos de cocaína, repartidos en tres boyas.