Última Hora

Un hombre, identificado como de apellido Dormo y de nacionalidad nicaragüense, murió en el Hospital Max Peralta de Cartago, donde se encontraba internado desde el pasado martes. Él se disparó en el cuello minutos después de pegarle un balazo a su expareja en la cabeza.

Así lo confirmó a Teletica.com la oficina de prensa del centro médico. Además, señaló que “el cuerpo del hombre de 23 años de edad fue retirado durante la mañana de este jueves”.

La mujer de 17 años, quien al parecer fue herida por el ahora fallecido, se encuentra todavía internada en condición delicada.

Los hechos ocurrieron a eso de las 9 a. m. del martes en el Alto de Ochomogo.

Ese día, Dormo ingresó por la parte de atrás de la casa y, al ver a la mujer en el cuarto, le propinó varios disparos: uno de ellos le dio en la cabeza y, a la vez, el sujeto se disparó.