Última Hora

El temor de ser sorprendido sin licencia hizo que el conductor de un vehículo diera un giro en u en una calle de lastre, eso originó una persecución que tuvo un saldo fatal.

El hombre identificado como Robert Durán Esquivel a quien conocen como "Perico", se topó un grupo de policías de tránsito quienes emprendieron la cacería del Hyundai y menos de un kilómetro después, en la carretera entre Golfito y Río Claro, el vehículo liviano chocó de frente contra un Suzuki Vitara que venía en sentido contrario.

El Suzuki era conducido por un hombre de 30 años de apellidos Orozco Castro quien según el OIJ manejaba bajos los efectos del alcohol.

En ese auto viajaban tres mujeres de 21,22 y 25 años quienes resultaron heridas pero están estables.

Según la policía judicial el accidente ocurrió cuando el chófer del Vitara intentó girar hacia la izquierda e invadió el carril del Hyundai.

Producto de la colisión Hazel Viviana Herrera Beita de 28 años y su hijo Justin Rodríguez Beita de 7, fallecieron minutos más tarde en el hospital de Golfito.

Mientras que Robert Durán Esquivel de 35 años y su hijo Josué de 11, resultaron gravemente heridos y fueron trasladados a los hospitales San Juan de Dios y el de Niños, respectivamente.

Una tía del menor de 7 años contó que el sueño del niño era visitar el Parque de Diversiones como regalo de cumpleaños.

Telenoticias buscó la versión de la policía de tránsito pero, en la sede de Río Claro explicaron que por ser un caso en investigación no se iban a referir.

Las familias de las víctimas mortales realizarán las honras fúnebres en el templo católico de Río Claro y solicitan a quienes deseen ayudarles que se comuniquen al número que aparece en el video adjunto.